Tranquera

Jorge Suligoy resume la vigencia del viento

tranquera02.800x542“En Corrientes con muy buena predisposición escuchaban a los compuesteros – Dice para sorpresa de todos el Prof. Enrique Piñeyro. – Los compuesteros eran los que componían, era una denominación muy de entre casa que se usaba, donde el sombrero y la voz del compuestero recorrían los parajes como los juglares. Esto es muy español. El compuestero era el nombrador acá en Corrientes, era la palabra de una persona instruida que venía a cantar y contar lo que se denomina purahei. Purahei es el canto sagrado, el hablar orando y cantando”.

Piñeyro recorre con su mirada a los presentes, hace silencio que subrayaban algunas palabras que fueron quedando en la memoria de los presentes. “ En la presentación de Jorge Suligoy, “cuando un pueblo trabaja Dios lo respeta, pero cuando el pueblo canta, Dios lo ama”. Facundo Cabral es un exponente de los compuesteros. Aquí en Corrientes existió una tradición también marcada por esta presencia del compuestero con su guitarra, su sombrero y su voz”.

El hombre interior

tranquera01.800x530El Profesor Piñeyro está sentado junto a Fabio Acevedo (Imaguaré), sonríe, vuelve hacer una pausa y se dirige a nosotros como vos acompasada. “Los grandes artistas y amigos que le acompañan al músico en son increíbles. Hay algunos datos que conviene señalar, no son halagos fáciles, pues esta carrera del cantautor con su guitarra tiene una trayectoria apoyada en muchos discos grabados como solista. Entre ellos un material grabado en el 2010 titulado “yo soy ese del sombrero”, esto me llamo la atención porque también Paulo Ferreyra señala “el cantor del sombrero”. Entonces pensaba en el sombrero como un dato identificatorio exterior, me interesa ahora conocer al hombre interior”.

“Volviendo al texto de Paulo, ahí encontramos la siguiente oración, “Jorge Suligoy como artista se abre en la sensibilidad para acompañar a su pueblo, a través de una canción en una melodía oportuna”. Fíjense este dato, el artista se abre, es decir le otorga el color de su voz y al mismo tiempo la expresión de su ser, de su interioridad. Creo que aquí esta lo que estaba buscando. La interioridad de Jorge Suligoy. El cantor deja un mensaje. Traduce el pensar, el hacer y los silencios del pueblo. Aquí Suligoy dice que este disco es para escuchar solo o con amigos en silencio, para que pueda ser saboreado lenta y pausadamente. Es un disco para escuchar. Jorge Suligoy es un pregonero, el pregona como aquel que lleva un mensaje”.

El profesor Enrique Piñeyro deja a un lado sus apuntes, se recuesta en el sillón, las palabras vuelven a brotar con mayor intensidad. “Donación espiritual. Suligoy tiene un don, pero a su vez dona a los demás, ahí llega la traducción exacta de la emoción y el sentimiento, lo que comúnmente llamamos la expresividad de Suligoy. Terminó diciendo que el canto de Jorge Suligoy resume la vigencia del viento, el viento es silencioso, el viento es invisible, el viento es para quien lo quiera escuchar en el silencio. Suligoy a todo esto le suma el alma de su tierra, la tierra es costumbre y son pocos son lo que logran captar ese esencia. Por eso podemos resumir que Suligoy es un hombre del cantar de la esencia de la vida”.

Prof. Enrique Piñeyro
Escritor – Investigador
Ciudad de Corrientes
Argentina